TRAYECTO.

Me enseñas a valorar

cada acorde

de nuestras canciones compartidas,

cada curva

de nuestra carretera hacia lo salvaje.

 

No sé a dónde vamos,

pero me gusta este trayecto

con tu voz en el asiento de copiloto,

tu mirada que me busca a cada rato

y tus manos ávidas en mi cuello.

 

Gracias por devolverme el hambre.

 

Agradezco tus cosquillas,

la droga dura de tus besos,

el tacto suave de tu piel.

 

Que me recuerdes qué significa

querer a pecho descubierto

con la desnudez como abrigo.

 

Gracias por salvarme del frío.

 

Hoy siento cómo arden

en la hoguera de nuestros cuerpos

todos los males de antaño.

 

Mañana,

cuando despunte el alba,

habremos quemado el ayer.

 

Gracias por hacerme tanto bien.

hogueras
You light the spark in my bonfire heart

4 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .