GRITA.

Este es un poema compuesto con fragmentos (en cursiva) de varias canciones de Jarabe de Palo, en honor a su vocalista Pau Donés, que murió ayer por un cáncer a sus 53 años, dejándonos canciones emblemáticas que pasarán a la historia del rock español.

Quién me pone una cerveza

pa’ quitarme la vergüenza.

 

Cómo saco tu mirada de mi cabeza,

cómo pedirte que te quedes

hasta que el mundo amanezca.

 

Y bailar y bailar, y tomar y tomar

Y enloquezco de ganas de dormir a su ladito…

 

Sentados frente al mar

mientras arden las hogueras

quiero que siempre sea San Juan.

 

Ven a mi cama duerme conmigo

Deja que esta noche mi cuerpo sea tu abrigo

Y si la vida fuera un sueño soñaría contigo…

 

Pero he de hacer las maletas

y marcharme a otra ciudad.

 

Como una nube cargada de agua que moja la tierra seca

Como esa vela que se prende y me rescata de la oscuridad

Como la calle que siempre me lleva a ese sitio al que quiero llegar

Como ese bar en la carretera en el que me paro a descansar

Como esa patria sin bandera en la que me siento libre

Me gusta cómo eres

 

Que me traigas el verano a Madrid

en pleno febrero

y tenerte por fin cerca.

 

Despertarme y darme cuenta

De lo mucho que te quiero

 

Tú tocabas a mi puerta

y yo con eso era feliz.

 

Y me enamoré de ti

Del camelo de tus risas

De tus ganas de vivir

 

Pero el verano te llevó

a la isla de nuevo,

¡qué dolor!

 

Se me para el corazón

si me giro y no te veo

 

Lloraba por mí el  colchón

por tantas noches en vela

soando con volverte a ver.

 

Agua y sed, serio problema

Cuando uno quiere beber

Pero el agua no está cerca…

 

Y cuando pude volver

ya no era bienvenida.

 

Me pegaste un tiro

Y me segó la vida

Un tiro certero

Directo al corazón

Cegada por amor

Me alcanzó una bala

Tan perdida como yo

Bala envenenada

De rabia y rencor

¡Maldito desamor!

Maldita la bala

Que me arruinó la vida

Bala por la espalda

Disparada a traición

Que conmigo acabó

 

Cuánta decepción.

Tuve hambre de venganza,

pero elegí el perdón

y me agarré a la esperanza.

 

Volver a ser yo mismo

Y que tú vuelvas a ser tú…

 

Quizá todo fue distinto,

quizá nada fue diferente,

quizá tenía razón la gente,

quizá nunca fuimos los de siempre…

 

De según como se mire, todo depende

 

Pero por mucho que te miré no vi

que tú ya no me mirabas

porque tenías la vista puesta

muy lejos de aquí.

 

Tengo una llamada

Que no quería tener

Eres tú echándome en cara

Mi forma de ser

¿Y ahora qué hacemos?

¿Qué vas a hacer cuando me eches en falta?

¿Qué vas a hacer?, porque yo no lo sé

 

Solo supe que seríamos agua pasada,

piernas cansadas,

el golpe definitivo,

ese punto final de los finales

al que no siguen dos puntos suspensivos.

 

Y descubrimos que éramos totalmente distintos

Empezar de nuevo a pesar del tiempo vivido.

Menos que un amor 

y más que un amigo… 

 

Tuve que aprender

a dejarte de querer,

a apagar el fuego,

a besar el suelo.

 

Abrázame, mi amor te lo ruego

Abrázame fuerte por última vez

 

Para después

buscarme otro abrazo

porque nunca tuve tanto frío,

frío estando a tu lado

 

Miraré hacia el frente

valiente, dispuesta

a hacerte un hueco en el pasado.

 

Se perdió el amor, se acabó la fiesta

Ya no anda el motor que empuja la tierra

La vida es un chiste con triste final

El futuro no existe pero yo le digo

Bonito todo me parece bonito

Bonita la paz, bonita la vida

Bonito volver a nacer cada día

Bonita la verdad cuando no suena a mentira

Bonita la amistad, bonita la risa

Bonita la gente cuando hay calidad

Bonita la gente que no se arrepiente

Que gana y que pierde, que habla y no miente

 

Sigue habiendo belleza,

pero tú ya no,

ahora eres la bestia.

 

Me das miedo y siento pena,

pena, penita pena.

He aprendido a quererte cada día un poco más.

He aprendido a olvidarte cada día un poco más.

Y siento pena, penita, pena…

 

Pena y ganas de ti,

la hiel y la miel,

la cal y la arena…

 

Pasión y ley

Razón y piel

Difícil mezcla…

 

Ya me voy.

Solo quería darte las gracias

por el amor y por el dolor

por lo que fui contigo

y por lo que sin ti soy.

 

Deja que te espere

 a la puerta de tu casa.

Un minuto me hace falta,

luego me voy para siempre.

Solo quiero decirte adiós.

Y, por si acaso, que sepas

que aquí siempre tienes un sitio.

Y aunque no te lo creas

sin ti nada será lo mismo.

Adiós.

humo
Humo (2017)

7 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .