DESESCALADA.

Me acercaré

peligrosamente,

creo que tus pestañas

son un buen lugar para empezar.

 

Después, hablaré con tus ojeras

para que me confiesen qué o quién

te mantiene despierto por las noches

ahora que no soy parte de tu insomnio.

 

Chantajearé a tus clavículas

con promesas de besos en el cuello

y preguntaré a tus hombros

cuánto sigue pesando nuestro adiós.

 

Quizá halle respuesta en tu pecho

y la locura de tus latidos al abrazarnos;

será esa la melodía que elegiré

como canción de cuna.

 

Escribiré con la uve de tu cadera

que fuimos valientes

que estuvimos vivos

que volveremos a volar.

 

Acogeré tu fuego entre mis piernas

y me concederé el placer

de invitar a las tuyas

a un último baile.

 

Acabaré en la planta de tus pies

para hacerte cosquillas

e inyectarme tu risa como vacuna

para los malos tiempos.

 

Y al final

cuando todo pase

iré a buscar la libertad

lejos de ti.

desescalada

15 Comentarios

Responder a antoaular Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .